Inicio Grupo 1 Paz para Figueiras, por favor

Paz para Figueiras, por favor

342
Compartir

Hemos dejado pasar un tiempo de silencio en este blog que hoy rompemos, por fin, después de tomar la decisión de cambiar la filosofía de nuestros contenidos. Hablaremos sin periodicidad definida y de lo que nos interese, no tanto de la actualidad de la competición, suficientemente tratada por muchas otras iniciativas periodísticas o blogueras. Iremos a lo nuestro, a lo que nos llame la atención, y lo haremos de forma pausada, sin prisas pero sin pausas y utilizando formatos diferentes que poco a poco iremos ensayando.

Figueiras-26-10-14-v2
La veterana Figueiras, en el hipódromo de La Zarzuela. Foto: Alfonso Méndez de Vigo / http://turfstats.blogspot.com/

Seguimos, pues, con nuestro camino, sin pretensiones. Y para muestra un botón: podríamos hablar hoy de Enable (Nathaniel), o de Glorious Goodwood. Podríamos hablar del Listed que se ha apuntado como criador el amigo Jesús Sánchez Ramade o podríamos hablar del primer triunfo como semental de Abdel (Dyhim Diamond). Podríamos hablar de la próxima subasta de yearlings de la Asociación de Criadores, del refuerzo de su carrera para 2020 y de la decisión final que esto ha provocado en Torreduero, que acudirá con todo a la cita, mientras que la que ha decidido ir a una fórmula novedosa es Dehesa de Milagro. Podríamos hablar de lo que puede ofrecer la Copa de Oro y del panorama que se abre para la misma con la lesión de Hipodamo de Mileto (Falco). Podríamos hablar de Jaime Gelabert. Podríamos hablar los expedientes abiertos por los Comisarios de Disciplina del JCE, uno por la herida detectada en el viejo Argaly (Valanour) en su última carrera y a pesar de la cual corrió (aunque tuvo que ser parado en los primeros metros), y otro al llegar de Francia el resultado del control antidopaje de la potranca Rosy Moon (Alex the Winner), entrenada por Ángel Imaz, tras su victoria en el Martorell. Podríamos hablar de Frankie Dettori, o de John Gosden puestos a ser originales… Podríamos hablar del temporadón de Joanes Osorio, o podríamos hablar de cómo ha comenzado su carrera de semental Night of Thunder (Dubawi), que viene a prestigiar más aún las 2000 Guineas en las que Noozhoh Canarias (Caradak) fue sexto.

Podríamos hablar de todas estas cosas y de otras muchas, pero hoy que volvemos suavemente a la actividad, en la tranquila tarde de un sábado de agosto, solo queremos pedir una cosa: paz para Figueiras (Baptize). Por favor. Paz para Figueiras. Tiene nueve años, valor 1 de los handicappers del JCE y ha corrido ya en 2019 cinco veces en distancias que han ido desde los 1.200 metros a los 2.400, dando igual contra quién. Corre con la compañía que toque. Porque Figueiras no corre para ganar ni para obtener la mejor posición posible en la meta. Es obvio que solo lo hace para que sus responsables se den el gusto y para eso, en mi opinión, no deberíamos estar. Pedimos bienestar y respeto para todos los caballos del Hipódromo, y pedimos especialmente paz para los más veteranos, empezando por el citado Argaly. Se lo pedimos en primer lugar y encarecidamente a sus responsables, y se lo pedimos también al Jockey Club, porque consentir que estos purasangres sean obligados a pasear sus achaques de vejez por nuestras pistas empobrece nuestro espectáculo y hace un grave daño reputacional a nuestras carreras. Aceptar o incluso ignorar cualquier presunta crueldad nos hará conniventes.

Paz de una vez para Figueiras, por favor. Ya está bien.