Inicio Grupo 1 HAPPY WEEKEND. Resacón entre Tiger Roll y el Premio Robertiya

HAPPY WEEKEND. Resacón entre Tiger Roll y el Premio Robertiya

421
Compartir
  • El mítico Red Rum (Quorum) había sido el último caballo capaz de ganar dos veces el Grand National (Gr. 3) de Aintree. Lo hizo de forma consecutiva en 1973 y en 1974, y para el delirio de todo el Reino Unido volvió a apuntárselo en 1977, ya con doce años. Obviamente su figura es eterna y su nombre es murmullo en el hipódromo de Liverpool cada mes de abril. Difícil, muy difícil será que otro caballo merezca los honores que el imaginario colectivo local rinde al magnífico irlandés de Noel le Mare, pero el pequeño Tiger Roll (Authorized), a sus nueve años, ha conquistado el corazón de propios y extraños poniendo el suyo a disposición de la gran carrera, de su historia… y también del muy peculiar Michael Kevin O’Leary, cabeza visible de la polémica aerolínea Ryanair y también propietario del Gigginstown House Stud, cuyos colores defiende el tigre que entrena Gordon Elliott. Ver a Davy Rusell quieto sobre su montura después del último obstáculo del National fue una auténtica gozada, el momento alegre de saber que después de más de un tropiezo que nos puso el corazón en un puño, Tiger Roll volvería a ganar la carrera salvo hecatombe histórica (que no sería la primera vez). No somos fieles seguidores de la disciplina de obstáculos, pero las carreras son emoción y de emoción, desde luego, anduvo sobrado este Grand National, razón más que suficiente para cantarlo y verlo de nuevo. Es la hazaña de un pequeño gran pura sangre que, por cierto, presenta un cerrado imbreeding 3×3 sobre el egregio Saddler’s Wells (Northern Dancer). Para qué decir más.

  • El mismo día que Tiger Roll ganaba su segundo National, en su país de origen otro descendiente directo de Saddler’s Wells, este a través de Galileo y Australia, se imponía por ocho cuerpos en el Ballysax St. (Gr. 3) de Leopardstown, una de las carreras de las rutas hacia el Derby. Y otro hijo de Australia, Buckhurst, también ganaba en la misma reunión, este debutando, entrenado por Joseph O’Brien y montado por Donacha O’Brien… batiendo por una nariz a uno de los Galileo del pater Aidan (O’Brien, claro), Jack Yeats, montado por Ryan Moore, of course. Para qué decir más.
  • Y al día siguiente, en ParisLongchamp, más allá de la exhibición de Gaiyyath (Dubawi) en el d’Harcourt (Gr. 2) o de la alucinante performance de Morgan le Faye (Shamardal) en el Prix Zarkava (Listed) (ambos ganadores de Godolphin, por cierto), la noticia para nosotros estuvo en el doble triunfo de Grupo de Carlos Laffón con sendos tres años, primero en el Prix la Force (Gr. 3), con Shaman (Shamardal), y después en el Vanteaux (Gr. 3) con Platane (Le Havre). Macho y hembra de Wertheimer, ambos montados por Guyon, transmitieron la impresión de tener calidad para subir sin temor al menos un escalón. Para qué decir más.
  • Y ese mismo día, domingo 7 de abril, día para el Torre Arias en La Zarzuela, conocimos por desgracia que La Atalaya (Montjeu), madre de Hipodamo de Mileto, perdía su preñez a poco de cumplir el periodo de gestación del potro que esperaba por Planteur (Danehill Dancer). Mala noticia, y muy triste, que nos recuerda lo duro que es criar y la tremenda afición que hay que tener para seguir adelante después de golpes como este. Mucho ánimo para Enrique Beca y todo el equipo de la cuadra Naniná.
Resacón en el Torre Arias
Resacón, con Jaime Gelabert, se impone en el Torre Arias por delante de Napanook (J. L. Martínez). Foto: rafael Lorente.

Resacón en La Zarzuela

  • En Madrid, siete carreras y un Torre Arias cargado, vertiginoso y tumultuoso en el que ganó nuestro favorito, el que por valores (provisionales) nos salía en la víspera: Resacón (Medicean). No ocultaremos nuestra debilidad por su padre, que en España ha funcionado a las mil maravillas, pero es que, además, este buen potro es otro producto más de la factoría de Fernando Hernández Font (cuadra África) y ese sello ya es suficiente para esperar lo mejor en cualquier caso. Hernández Font tiene la cuadra Formentor junto a su socio David Angulo, y hay que recordar que la madre de Resacón, Dublin Maura (Iceman y Atiza, por Singspiel) fue una estupenda hermana de Vagabond Shoes (Beat Hollow), ganador de Gr. 3 en Francia y de Gr. 2 en Estados Unidos, que defendió los mismo colores de Formentor, y aunque no pudo debutar hasta los cuatro años, compitió de forma notable, ganando un par de carreras y siendo segunda en el Baldoria o en el Román Martín (dos veces). Resacón es un potro con papeles, muy buenos papeles, y está dando continuidad a los éxitos en esta pista madrileña de su prolífica y noble familia.
  • Para ganar el Torre Arias tuvo que mostrar un buen ramillete de virtudes, pero sobre todo fue llamativo cómo se creció en la lucha con Napanook (Charm Spirit), favorito de la carrera. Por cierto que es curioso el dato: dos hijos de Charm Spirit (Invincible Spirit) han ocupado la primera colocación en las dos preparatorias oficiales de las Poules: Bielva y Napanook. Tampoco fue desdeñable la actuación de Shahanian (Motivator), que entró último en la recta y remató mucho y bien para ser tercero. En la milla del Cimera lo hará mejor, seguro.

  • Osorio y Gelabert, entrenador y jockey de Resacón, hicieron doblete después con Putumayo (Myboycharlie) en el Arkaitz, cazando en la meta a un Obanos (Pivotal) que reapareció muy bien y será otro caballo que dé mucho juego este año. Blueberry (So Yoy Think) ganó el sprint de cierre después de un recorrido rapidísimo en el que la potencia del de Rocío destrozó el ímpetu de Viento Sur (Poet’s Voice).
  • La jornada había empezado con una cerrada llegada en los 2.500 metros del Diurno, resuelta por Embat y José Luis Martínez en la lucha con Nice to Meet You (Gladiatorus) y el reaparecido Molly King (Lando), y en el maiden del día, esta vez sprint en 1.100 metros línea recta, ganó el favorito y nacional Benijo’s Brave (Brave Prospector), con una bonita monta del argentino Valle, que venció la resistencia de Fayos a lomos de Lajeen (Sepoy).
Grace's Secret
La torda Grace’s Secret, por el exterior, remata con Nieves García para llegar a ganar la primera parte del hándicap. Foto: Rafael Lorente.
  • En el hándicap dividido primero pegó otra vez Cecilius (Caradak), que asumió la subida en la escala y ganó en una distancia larga de tal manera que hay que pensar que puede tener todavía algún kilo por mejorar. Fue doblete para Martínez y otra victoria para un Manuel Álvarez que, como dijimos la pasada semana, tiene la cuadra de dulce. En la primera parte saltó la sorpresa. Fue una llegada preciosa la del Premio Familia Barderas, y el remate con el que Nieves García y Grace’s Secret (Mastercraftsman) llegaron desde el último al primer puesto, arrebatando el triunfo a Planteur Davier (Planteur) en la misma meta, fue de yegua con cierta clase. La torda venía corriendo en ascenso y en esta carrera nos parecía correctamente handicappeada, dándole la chance de victoria según el margen de mejora que pudiera tener y que en efecto tenía. La multitudinaria cuadra La Hora del Turf se vio recompensada con esta gran alegría y siempre es bueno, e importante, que estas iniciativas tengan su premio.

Dos Hermanas, doblete de Arizkorreta

  • El jueves 11, por la noche, el Gran Hipódromo de Andalucía recuperó su pista de hierba, reconstruida en septiembre del año pasado y que con muy buen criterio se ha dejado hacer durante seis meses. Solamente la primera de las carreras de esta jornada se disputó sobre esta superficie y el ensayo, aparentemente, fue del todo satisfactorio. Si durante este año se corre lo justo sobre esta pista y se supera con mucha agua el durísimo verano sevillano, a partir del próximo invierno el recinto nazareno puede tener una pista de verde como nunca antes. Ojalá.
  • Zinza (Caradak), propia hermana de El Topo (ganador de Listed), se impuso en esa carrera sobre la hierba, para tres años con muy escaso nivel, aunque Brey de Valiente (Sunday Break) tiene pinta de ser un potro no desdeñable. Arizkorreta hizo doblete en la noche al ganar también la última, esta vez con Arguinzones y con el viejo Angel Down (Kyllachy), que a pesar de reaparecer superó a Poporo (Myboycharlie) y a Iron Sky (Showcasing) con muchos menos apuros de los que cabía esperar.  La primera parte del hándicap fue para el tándem Khalaas (Iffraaj) – Ricardo Sousa, que se entiende a las mil maravillas. El viejo de Tinerfe sigue dando guerra, gracias al buen hacer de Óscar Anaya. Mill Valley (Lawman) repitió triunfo en el referenciado gracias a una monta de diez, otra, de Jaime Gelabert. La última de la noche fue para la nacional Niágara (Viva a Franca), de Cortiñal, empujada hasta la meta por Nieves García, reivindicándose una vez más, y resistiendo el extraño remate por todo el exterior de Frarock (Rock of Gibraltar) y Janacek. Después del triunfo de Grace’s Secret el domingo, otro más para Nieves y también para Jorge Rodríguez, que por cierto hizo un segundo en la primera parte con Cretino (Irish Wells) que nos pone al de Palomares a punto de recuperar su mejor valor de nuevo. Ojo.

Séptima jornada de la Primavera en HZ… y notición

  • El Domingo de Ramos el programa de la jornada de HZ nos ofrece seis carreras con 53 partants y un Premio Robertiya de mucha enjundia. Pero antes, una buena noticia porque nos informan de que el pasado martes, día 9, se recibió en HZ la aprobación de la Comunidad de Madrid para la puesta en marcha del juego en el interior del hipódromo a través de los dispositivos móviles y contra cuenta. Esto quiere decir que en pocas semanas no hará falta ir a las taquillas ni hacer colas para apostar, ya que todos los aficionados que lo deseen podrán descargarse una aplicación en sus terminales móviles y apostar a través de ella desde su cuenta particular, sin perder tiempo y con total discreción, desde cualquier punto del recinto (el paddock, las tribunas…), porque, eso sí, es necesario la presencia física en el hipódromo. Tres años hace que se puso en marcha este proyecto, complejo en lo tecnológico pero sobre todo en lo administrativo, pero más vale tarde que nunca. Será un nuevo hito en la historia del hipódromo madrileño, sin duda.
  • La jornada de este domingo, 14 de abril, arrancará como siempre a las 11.30. Repasamos rápidamente las carreras:

1ª Carrera. Premio Celestial River. Con nueve partants, para amazonas y gentlemen y sobre 1.800 metros, con un trío que a nuestro parecer destaca mucho. Barry Lyndon (Scalo) (1) tiene todas las luces en verde para estar en la llegada. Con la mejora de Billy Buzz (Elusive City) (4) en su segunda salida ya le da para pelearla, y si Angliru (Raven’s Pass) (3) corre en el valor de la jornada de apertura, la lucha seguro.

2ª Carrera. Premio Jesús Méndez. Corren siete por la retirada de Yiye (Champs Elysees) (8), y es la carrera de reaparición del mejor dos años de 2018. Lógicamente, Gueraty (Captain Chop) (1) es el papel de la carrera, aunque el nivel de Eluan (War Command) (3) en esta distancia (2.300 metros) está aún por limitar y podría presentar una batalla interesante. Hay que ver a Aawam de Grine (Zanzibari)(2), ganador del Derby de Marruecos, aunque nuevo en el metraje, y a Tilmeeth (Kodiac) (5), que seguro que es más de lo que demostró en la anterior. Debuts interesantes, a priori, los de Alshaah (Dawn Approach) (6) y Súper Alex (Aussie Rules) (7).

3ª Carrera. Premio Conchita Mínguez. Sprint en 1.100 metros, línea recta, con diez participantes entre los que destaca la estupenda Antonella (Dream Ahead) (2), que debe ganar esta carrera sin problemas. Kiko ((Bahamian Bounty) (1) y Miss Osier (Mastercraftsman) (4) deberían pelear las colocaciones.

4ª Carrera. Premio Samarella (1957), segunda parte del hándicap sobre 2.200 metros y con doce participantes. El caballo a batir es Urban Rock (Rock of Gibraltar) (3), claramente, y esperamos a Colibrí (Redoute’s Choice) (4) en la llegada, aunque vigilaremos mucho al propio hermano de Entre Copas, Last Drink (Sakhee) (7), que seguro que vale más que el 27,5 con el que aparece ahora en el hándicap.

5ª Carrera. Premio Robertiya. Nueve hembras de edad sobre 2.200 metros y por un premio de 10.000 euros. Carrera preciosa con yeguas de calidad y diferencias de peso determinantes. La escala nos obliga a confiar en Magal (Cockney Rebel) (9), pero New Ialy Bareliere (Ialysos) (1) y Nieves (So You Think) (2) tienen ya carreras en el cuerpo, y la última actuación de cada una de ellas es muy buena. Son tres candidatas principales, pero Luminic (Duke of Marmalade) (3), Bríscola (Redoute’s Choice) (4) o Crumblecreek (Sir Prancealot) (5) podrían ganar sin extrañar a nadie.

6ª Carrera. Premio Hermanos Bittini, primera parte del hándicap, con seis candidatos. El favorito de la cátedra es Photonics (Power) (1), pero nuestras tablas nos apuntan a Barentón (Rajsaman) (2) y a Roneo (Rock of Gibraltar) (5) con tanta probabilidad por peso que el de Cerqueira. Veremos.