Inicio Grupo 1 Hasta luego, Sevilla

Hasta luego, Sevilla

696
Compartir

La semana que termina ha sido la del relevo invierno-primavera, Sevilla-Madrid. El Gran Hipódromo de Andalucía finalizó su temporada fuerte, con la mejor entrada de público del ciclo, y la guinda la puso la jornada anual en el hipódromo de Pineda, donde para servidor las carreras siguen teniendo otro sabor y vivirlas es mucho más divertido, por lo que una vez que ya pasó se sufre la posibilidad cierta de que haya que esperar 22 meses para regresar.

El cierre en el GHA de Dos Hermanas (ver aquí los resultados) tuvo dos varios nombres que resaltar. Por ser protagonistas, no por azar, claro. Uno de ellos fue el del jockey argentino Mario Fernández, que debutó en España con victoria sobre Heartbreaker (Motarassed) en la segunda parte del hándicap. La veterana yegua de Yankee Racing era favorita y las tablas decían que estaba favorecida en el hándicap, pero Fernández la montó muy bien y su estilo americano recordó a otros jockeys que en su día dejaron huella en nuestras carreras, cómo no recordar al cántabro Vicente Cañizo. Ganador de carreras del máximo nivel en su país, la llegada de Fernández a España para incorporarse a la cuadra de Óscar Anaya ha sido muy comentada y teniendo en cuenta que puede montar a 52 kilos, la expectación está más que justificada, ya que más que ser un soplo de aire fresco puede aportar muchas cosas, y alternativa, a nuestro espectáculo.

Hooponopono (Caradak) fue otro de los nombres a subrayar, ya que ganó con solvencia el Premio Día de Andalucía-Ciudad de Dos Hermanas, la carrera más relevante del día y que juntó en el poste a un decente lote de productos nacionales. La victoria del pupilo de Juan Carlos Rosell, montado con valentía por el gran José Luis Borrego, tuvo más mérito porque la carrera se disputó de verdad desde el principio y resultó muy espectacular. Santiz (Diktat) se encargó de que se notaran los 2.100 metros… y los acabó notando él mismo, que solo pudo ser tercero detrás del ganador, que se impuso por seis largos, y un Zayany (Caradak) que, ojo, empieza a marcar un valor más que curioso.

¿Más protagonistas? Sí, claro. Tras una bonita recta, Billycock Hill (Kyllachy) y Janacek se impusieron a Port Grimaud (Dutch Art) y Jaime Gelabert, invirtiendo la gemela que nos apuntaban nuestras tablas. Y el divertidísimo y muy sevillano Mordan (Foty North), criado en Yeguada Montanesa, pudo con Nisham (Footstepsinthesand), que tenía varios kilos para ganar, en el sprint del Maestranza de Caballería, donde Diego Sarabia controló la carrera desde lejos y supo administrar al castaño de Laberinto. Pero fue el de Tilmeeth (Kodiac) el tercer nombre del día. Probablemente el lote al que dejó a siete cuerpos no fuera competitivo, pero gustó mucho el potro que entrena Patrik Olave, que galopó desde la salida a otro paso y al que José Luis Borrego pudo administrar en el recorrido para terminar la distancia yendo a más con mucha fuerza. Tilmeeth, con un físico grandullón que parece herencia clara de su abuelo materno, Tiznow (Cees Tizzy),  llegó a España con sólo un par de salidas en Inglaterra y se presentó en el Veil Picard sin destacar, por lo que está claro que tiene todo por hacer y ya se verá qué nivel alcanza, pero parece que su territorio natural en la Primavera que comienza será en el camino al Villapadierna.

Arte of Gold se impone en la cuarta carrera de la jornada en Pineda.

Cuatro lunas después de esta jornada en el GHA, abrió sus puerta a las carreras el hipódromo del Real Club Pineda de Sevilla, en el que al mediodía Tremendista (Multazem) y Jaime Gelabert anotaron una nueva victoria en el casillero de Sandro Tsereteli, jugando la baza en la carrera de nacionales del peso liviano, sobre todo ante el ya muy veterano Ciriaco (Caradak). Con un sol radiante y los bares a reventar, Pineda fue lo que guardamos en la cabeza, esa estampa de la pelousse llena de gente y los niños arrimándose al seto para ver los caballos tan cerca como quizá solamente en Lasarte es posible. Shining Torch (Dark Angel) y Borja Fayos salieron en la de tres años a por la victoria desde el primer metro, y a ellos se pegaron como lapas la debutante en España Octavia Minor (Noble Mission) y Janacek, que siempre fueron medio cuerpo por detrás… hasta la meta. El resto lejísimos. Fue un mano a mano intenso y agresivo del que salió ganando el potro que llevaba ya dos salidas en el invierno de Dos Hermanas. Esta carrera, Premio Excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla, homenajeaba al recientemente desaparecido Pedro Parias Merry, motivo que unió en el recinto de ganadores a su numerosa familia, de vínculos lejanos y muy fuertes con el turf.

Rischiatutto (Excellent Art) se hizo en punta los 2.200 metros del Maestranza, prueba PIOF en la que el francés Lemer dejó hacer a su caballo, lo cual fue suficiente ya que este llegaba a la cita con dos victorias consecutivas en el zurrón y aquí se anotó la tercera sin mucha oposición, ciertamente, del mismo modo que Arte of Gold (Kyllachy) tampoco la tuvo para imponerse en la primera parte del hándicap atacando con Sousa por el exterior de la pista. El cierre, Premio El Corte Inglés segunda parte de hándicap, fue para Cote Match (Excelebration) y Fayos, que dobló triunfo porque ya había ganado con Shining Torch. (Pinche aquí para acceder a los resultados completos de la jornada).

Uno de los temas de conversación en el hipódromo fue el peculiar Programa publicado por el GHA para esta Primavera, que propone jornadas nocturnas (21.30 horas) desde ya mismo (14 de marzo) y algunas carreras con condiciones inusuales, todo lo cual a cierto vértigo, por decirlo de alguna manera. Ya se verá cómo funciona. (Acceder aquí al Programa).

De Winx a Parsifal

Por terminar un repaso a lo más destacado de la semana, y sin detenernos en la lluvia de carreras de Grupo en las Antípodas, sí hay que destacar, cómo no, la victoria de Winx (Street Cry) en el Norton St. (Gr. 1), sobre la milla de Randwick (ver la carrera aquí). Es el trigesimoprimer triunfo consecutivo de la yegua que entrena Chris Waller y el vigesimotercer Grupo 1 que se anota, lo cual supone un récord del mundo que será realmente difícil superar.

Mientras tanto, en Meydan compareció nuestro Parsifal (Rip Va Winkle) en un Listed sobre 2.000 metros en dirt donde no dio señal de vida en ningún momento, concluyendo así una discreta participación en el meeting dubaití (ver la carrera aquí). Este sábado inicia el viaje de vuelta a Madrid junto a Abrantes (Caradak), ya operado de su microfisura. En la jornada del Carnival se disputó un Grupo 3 (ver el vídeo aquí) sobre 2.800 metros en el que ¿quién ganó? Sí, Godolphin y Charlie Appleby, en esta ocasión con Barzalona como jockey. El cuatro años Ispolini (Dubawi), no ganador de stakes hasta ahora, se impuso por diez cuerpos y medio… a Red Galileo, también hijo de Dubawi (Dubai Millennium) propiedad de Godolphin, siendo tercero Bin Battuta, igualmente de Godolphin y por Dubawi. En fin…